TDC NUTRICIÓN

Health Education by TONI DURÁN

El aumento de trastornos alimentarios que antes eran poco comunes. Casos clínicos. Por Rubén Mora y Toni Durán.

La sociedad de consumo, en su afán por vender recurriendo, muchas veces, a una publicidad engañosa, nos ha llevado al surgimiento de nuevas alteraciones relacionadas con la búsqueda de la perfección física y la “salud total”.

ser-trastornos_alimentarios

Según el Dr. Turón (especialista en trastornos alimentarios), el culto a lo sano, es un deseo de alimentar no ya el cuerpo, sino la diferencia. “La gente quiere diferenciarse de la masa y, para ello, hay quien presume de sufrir alergias o de que su estómago es tan delicado, que sólo acepta los productos naturales”. “La Humanidad ha pasado hambre durante siglos por no saber congelar; botulismo, por falta de conservantes… Ahora que hemos inventado los artículos industriales, tenemos que admitir sus ventajas y saber que no hay víveres biológicos para todos”. Y, paradojas de la vida, hay quien se obsesiona por la comida sana hasta llegar a enfermar.

En artículos anteriores, hablamos de trastornos alimentarios. Trastornos alimentarios ¿ Bien tratados? . Los dos más comunes son la anorexia nerviosa y la bulímia nerviosa, pero existen cada vez más incidencia con el paso de los años de forma alarmante los casos de otras enfermedades, que años atrás, era de incidencia baja y actualmente la incidencia se está aumentando de forma preocupante tal como aumentan los programas basura que idealizan el físico en la televisión.

trastornos 1

Os vamos hablar de 2 patologías cada vez más comunes, y os vamos a presentar a 2 pacientes que han superado ésta enfermedad. Podemos estar explicando en qué consiste cada enfermedad pero nadie mejor que ellos, para que os hagan entender como se sienten y como se sentían. Antes de nada, les agradezco su colaboración en este artículo y que compartan su historias con vosotros.

La Vigorexia

La Vigorexia es una trastorno en el cual, la persona se preocupa constantemente por parecer demasiado pequeña y débil. Por lo mismo, realizan mucho deporte orientado a aumentar su masa muscular y para ellos, consumen también suplementos proteicos y anabólicos.

Tienen deseo de ganar masa magra, no grasa, y una alteración de la imagen corporal, por la cual se veían pequeños y débiles cuando realmente eran grandes y musculosos

Su vida psicológica y social se ve afectada porque prefieren estar todo el tiempo en el gimnasio o evitan situaciones donde los demás pudieran ver lo poco musculosos que están.

vogorexia3

Las manifestaciones clínicas más importantes:

  • Preocupación por ser débil o poco musculoso.

  • Incapacidad de ver con objetividad el propio cuerpo, aun teniendo un cuerpo grande y musculado, que deriva en insatisfacción corporal. Permanente autoobservación en el espejo para comprobar el tamaño de los músculos.
  • Pensamientos obsesivos y permanentes sobre no ser suficientemente grande, ser demasiado pequeño o sobre cómo mejorar de aspecto.
  • Pobre conciencia sobre su incapacidad de verse con objetividad.
  • Ansiedad o depresión por sus sentimientos negativos hacia su cuerpo.
  • Conductas alteradas con respecto a la imagen corporal, evitar sitios públicos donde se vea el cuerpo, llevar ropas especiales…
  • Necesidad compulsiva de realizar ejercicio con pesas para incrementar el tamaño corporal.
  • Afectación de la vida social, familiar y sentimental por el cuidado del cuerpo, el entrenamiento y/o la dieta.
  • Consumo de sustancias peligrosas para el desarrollo muscular (el consumo de hormonas es siete veces mas usual entre personas con vigorexia que entre culturistas no vigoréxicos).
  • Excesivo control de la dieta.
  • Abuso de esteroides anabolizantes y suplementos alimenticios En relación con esto último, una de las tendencias patológicas que se observa en los sujetos vigoréxicos, frente a los culturistas no vigoréxicos, es su necesidad de incrementar su masa muscular, por lo que son proclives al consumo de hormonas esteroideas. Este aspecto nos lleva a considerar la existencia de todo un mundo de productos alimenticios, complejos vitamínicos, sustancias orgánicas y sintéticas alrededor del mundo del culturismo.

Es una enfermedad que afectan mayoritariamente a hombres (80 %)

vigorexia 1

El tratamiento es muy importante que exista un equipo multidisciplinar. El paciente necesita ayuda del psicólogo, del Dietista-Nutricionista y del médico. Es muy importante juntar el tratamiento psicológico, nutricional y de hábitos y farmacológico. Sin ese equipo, la probabilidad de curación disminuye y aumenta el número de fracaso y de recaída.

Sin un equipo completo multidisciplinar, la probabilidad de curación disminuye y aumenta el fracaso y la recaída.

vigorexia 2

El caso de Manuel

Hola me llamo Manu y os escribo estas líneas para explicar mi caso, yo padecía Vigorexia, lo digo bien alto, porque no hay que avergonzarse, me siento orgulloso de poder decir que lo he superado y poder hablar de ello sin ocultarme y con naturalidad, me demuestro aún más que lo he superado.

Yo empecé a ir al gimnasio para perder peso y para empezar a hacer ejercicio físico porque mi vida era muy sedentaria. Sólo 1 año después estaba con Vigorexia. Yo empecé a juntarme con gente tóxica, también vigoréxicos, y entrenaba con ellos. Seguía las pautas que ellos me decían para entrenar bien según ellos. Yo empecé a entrenar con ellos y ahí empezó mi tormento.

Con el paso del tiempo, mi vida era gimnasio y gimnasio, no tenía vida social, ni quería tenerla porque mi preocupación diaria era cumplir con mis entrenamientos. Llegaba a entrenar 4 horas diarias de ejercicios de musculación, me tomaba muchas mierdas, batidos, proteínas, hormonas, me alimentaba básicamente con eso porque pensaba que los alimentos tenían mucha grasa y los evitaba. Mi dieta era de verduras, frutas, huevo, pollo, arroz y muchos suplementos alimenticios, hacía barbaridades, ahora lo pienso y digo ¿ Cómo es posible que la mente de una persona actúe así?

Lo peor es que tu mente distorsiona tu cuerpo, yo me miraba al espejo y me veía huesudo, un físico que me daba asco, delgado y sin tono muscular y la realidad era distinta, la realidad era que mi cuerpo estaba hipertrofiado, deformado, y con un tono muscular fuera de la normalidad. También mi estómago me dolía contínuamente, las digestiones eran horrorosas, pero me daba igual yo sólo estaba preocupado en mejorar mi imagen, me sentía deprimido constantemente y sin ganas de nada, más que de ir al gimnasio.

Mis amigos, mi familia, todo el mundo que me quería, me intentaban abrir los ojos, pero era muy difícil que yo los abriera. Me dejé el trabajo para tener más tiempo para poder ir al gimnasio.

¿Cuándo me di cuenta? Cuándo un día fui con mi sobrino pequeño a jugar al parque, y vi que no podía andar y seguirle, que me cansaba mucho, y ahí mi mente hizo un “click” y dijo que con mi edad (25) no era normal que me cansara al andar, y decidí ir a un profesional.

Al final, me derivaron a varios profesionales, entre ellos Rubén, redactor de este blog, y con la ayuda de todos conseguí salir adelante.

Ahora aprovecho para jugar con mi sobrino, vivir la vida sin preocuparme que pensarán los demás, no hay que obsesionarse por tu físico.

Ya ha pasado 2 años de que lo superé, y mi vida ha mejorado mucho, conseguí otro trabajo, y sólo tengo ganas de disfrutar de la vida.

Quiero dar las gracias a este blog por permitir contar mi caso, la mejor forma de ayudar a alguien que sufre algún trastorno, es contar tu caso.

vigorexia

La Ortorexia

Se caracteriza por una obsesión por comer sano. La persona lleva un control exhaustivo cada vez más estricto de los componentes de los alimentos que va a consumir.

Por lo general, esto comienza cuando la persona limita mucho su alimentación, por ejemplo evitando la ingesta de carne roja, huevos, azúcares, lácteos y grasas.

Se limita mucho la alimentación y preocupación si los alimentos son saludables

ortorexia (1)

La preocupación patológica por la comida sana lleva a consumir exclusivamente alimentos procedentes de la agricultura ecológica, es decir, que estén libres de componentes transgénicos, sustancias artificiales, pesticidas o herbicidas, además de aquellas sustancias que hayan sufrido alguna clase de “condena o superstición”. Esta práctica puede conducir muchas veces a que se supriman la carne, la grasa y algunos grupos de alimentos que, en ocasiones, no se reemplazan correctamente por otros que puedan aportarle los mismos complementos nutricionales.

Grimacing mixed race woman drinking healthy drink near refrigerator

Síntomas

  • Dedicar más de 3 horas al día a pensar en su dieta sana.
  • Preocuparse más por la calidad de los alimentos, que del placer de consumirlos.
  • Disminución de su calidad de vida, conforme aumenta la pseudocalidad de su alimentación.
  • Sentimientos de culpabilidad, cuando no cumple con sus convicciones dietéticas.
  • Planificación excesiva de lo que comerá al día siguiente.
  • Aislamiento social, provocado por su tipo de alimentación.
  • También se consideran síntomas algunas conductas relacionadas con la forma de preparación -verduras siempre cortadas de determinada manera- y con los materiales utilizados -sólo cerámica, sólo madera, etc.-, ya que también forman parte de los rituales obsesivos.

En definitiva, la vida cotidiana se ve afectada, ya que lo que empezó como un hábito alimentario, deriva casi en una “religión” donde la mínima ocasión que te pases, equivale al pecado.

La persona que sufre Ortorexia no está preocupada por el sobrepeso, ni tienen una percepción errónea de su aspecto físico, sino que su preocupación se centra en mantener una dieta  “sana”.

ortorexia3

Las consecuencias físicas, son las mismas que las que una inadecuada alimentación puede provocar: desnutrición, anemias, hipervitaminosis o en su defecto hipovitaminosis, carencias de oligoelementos, hipotensión y osteoporosis, etc. Así como, en fases avanzadas, trastornos obsesivos-compulsivos relacionados con la alimentación. La propia carencia de vitaminas como la B12 provoca alteraciones del comportamiento, que acentúan todavía más en su obsesión. Se padece también de ansiedad y depresión. 

Grupos más vulnerables

Las mujeres, la adolescencia y quienes se dedican a deportes tales como el culturismo, el atletismo y otros, son los grupos más vulnerables ya que en general son muy sensibles frente al valor nutritivo de los alimentos y su repercusión sobre la figura o imagen corporal.

Son las mujeres más jóvenes las más afectadas imitando, en ocasiones, a famosas actrices o modelos, muchas veces excéntricas pero con gran influencia. No es difícil encontrar famosos que han proclamado a la prensa sus manías alimenticias sin darse cuenta de que, tal vez, confesaban ser víctimas de la ortorexia.

image006

Tratamiento

Como en todos Trastornos por la Conducta Alimentaria, el mejor tratamiento es un equipo multidisciplinar y desde una orientación, preferentemente, cognitivo conductual.

El mejor tratamiento es un equipo multidisciplinar.

ortorexia 6

El Caso de Adriana

Hola, soy Adriana, tengo 33 años, y padecí hace poco Ortorexia. Es una enfermedad que muchas personas no le dan la imrpotancia que tiene, pero que cada vez somos más que la hemos padecido. Muchas personas la padecen y no se dan cuenta, hasta que su cuerpo le avisa con múltiples problemas.

¿Cómo empecé yo? Yo no soy una persona con sobrepeso, ni con delgadez, pero siempre me ha gustado intentar comer de forma saludable. Yo quería comer de forma mejor y para ello empecé a entrar en webs, leer revistas, libros…claro todos eran sitios no recomendables, y empecé a obsesionarme en alimentos ecológicos, naturales…

Mi compra era todo de alimentos así, compraba incluso una clase de alga que tenía que comprarlo en una tienda online, que me costaba un riñón de dinero…pero a la larga si que te cuesta el riñón, tu riñón.

Yo empecé a tener anemias, mareos, desmayos, deficiencias de vitaminas, se me empezó a caer el pelo, me pelaba la piel…

¿Qué pensaba yo? Que lo estaba haciendo mal, que tenía que comer más alimentos ecológicos, y compraba pastillas naturales, plantas muy raras… de alimentos convencionales sólo consumía ya fruta y verdura y arroz. Dada mi obsesíón, me pasaba el día, horas y horas, mirando alimentos y plantas saludables, no hacía vida social, y me dedicaba a planificar mi menú semanal y leer los beneficios de éstos alimentos. Mi vida diaria se dedicaba a eso. Me di cuenta de repente, que estaba aislada, no quería saber nada de mis amigos y vi que tenía un problema. Afortunadamente me di cuenta, fuí a unos profesionales maravillosos, y ahora tengo una alimentación normal, de alimentos convencionales, como de todo de forma equilibrada y cuando leo la palabra ecológico o natural ya salgo corriendo.

Os recomiendo, que ante cualquier duda nutricional, no visitéis sitios malos y dudosos y personas que intentan a base del engaño timar a otras personas, visitad a Dietistas-Nutricionistas, son los profesionales que mejor te van a ayudar y a quiénes yo debí visitar al principio, en vez de visitar sitios mierda. Gracias a ellos y al equipo de psicólogos, me recuperé.

ortorexia 4

Gracias a Rubén y a Toni, por permitirme expresarme en este blog lleno de Dietistas-Nutricionistas, los únicos profesionales cualificados para hablar de Nutrición y Alimentación.

Conclusión

Los casos de Vigorexia y la Ortorexia aumenta de forma continuada, y debemos intentar frenar ese aumento. Una de las mejores formas es promocionar la labor del Dietista-Nutricionista, sé de buena tinta, que también cada vez más, las personas buscan a un Dietista profesional, así que en algo estamos avanzando.

TrastornoAlimen

La labor del Dietista-Nutricionista es vital para prevenir estas enfermedades.

trastornos-alimenticios-edad

Queremos dar las Gracias a Manuel y Adriana, nunca es fácil contar el problema que han padecido, pero el contar los casos de superación siempre ayudan a prevenir el problema.

En futuros artículos os acercaremos casos de Potomanía ( la persona desea beber agua en grandes cantidades durante todo el día.) y Ebriorexia ( Dejar de comer para contrarrestar el efecto calórico del alcohol).

maxresdefault

Autores y colaboradores: Dietista-Nutricionista y psicólogo Rubén Mora y Dietista-Nutricionista Toni Durán.

Agradecimientos: Manuel ,Adriana y al Doctor Javier Jiménez.

TDC NUTRICIÓN

tdcnutricion@gmail.com

Anuncios

Un comentario en “El Aumento de Trastornos Alimentarios que antes eran poco comunes. Casos clínicos. Por Rubén Mora y Toni Durán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: